Son programas que benefician a personas que reciben menos de 4 salarios mensuales, dándole la oportunidad a personas de escasos recursos de tener casa propia con un valor máximo de $124.000.000